¿Evasión de cotizaciones a la Seguridad Social?

 

Por Andrés Dauhajre hijo

 

El Banco Central (BCRD) estimó que, entre septiembre de 2022 y septiembre de 2023, el número de ocupados formales aumentó en 164,497, un formidable aumento de 8.5%, cinco veces más elevado que el crecimiento real de 1.7% de la economía dominicana entre enero-septiembre de 2022 y el mismo período en 2023, medido a partir del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) acumulado. Según la definición del BCRD, “son ocupados formales aquellos asalariados (empleados públicos, privados y servicio doméstico) que tienen el beneficio de seguridad social (seguro de salud y/o plan de pensión) por su trabajo y aquellos empleadores y cuenta propia cuya unidad de producción se encuentra inscrita en el Registro Nacional de Contribuyente (RNC)”. La estimación emana de la Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT) que realiza el BCRD.

 

Cuando ingresamos a la base de datos de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) encontramos que, entre septiembre de 2022 a septiembre de 2023, el número de cotizantes a la Seguridad Social aumentó en 30,933, equivalente a un 1.4% con relación al nivel de septiembre de 2022.  Este crecimiento, visto rápidamente, parecería tener más sintonía con el crecimiento de 1.7% del PIB real durante enero-septiembre de 2023 en relación al mismo período del 2022, que el recogido por la ENCFT del BCRD.

 

Si asumimos que las informaciones recogidas por la ENCFT que realiza el BCRD son correctas, estaríamos frente a tres posibilidades.  La primera sería que las informaciones recolectadas por el BCRD en septiembre de 2022 sobre el total de los ocupados formales eran incorrectas y por ello el crecimiento anualizado que se registra en el número de ocupados formales (8.5%) en septiembre de 2023 resultó ser 5 veces el crecimiento de la economía. 

 

La segunda posibilidad es que el nivel de la evasión en las cotizaciones de la Seguridad Social por parte las empresas que deben presentar mensualmente su declaración ante la TSS para el pago de las cotizaciones haya aumentado significativamente en septiembre de este año, pues solo así se explicaría que mientras el BCRD indica que el número de ocupados formales aumentó en 164,497, la TSS apenas tiene registrado que estos aumentaron en 30,933, partiendo de las informaciones sobre el número de cotizantes de la Seguridad Social. No puede descartarse que el encarecimiento del crédito que refleja la elevada tasa de interés real sobre préstamos y el achicamiento de los flujos de caja inducido por la fuerte desaceleración de la economía que se ha producido en el 2023, hayan motivado a las empresas a evadir transitoriamente las cotizaciones del 83% de los nuevos ocupados formales y, por tanto, cotizantes de la Seguridad Social, que revela la ENCFT del BCRD de septiembre de 2023.

 

Una tercera posibilidad es que la estimación del número de ocupados formales realizada a través de la ENCFT del BCRD correspondiente al mes de septiembre sea incorrecta, producto de algún error involuntario en el diseño de la muestra, una digitación incorrecta de las respuestas o la utilización de un factor de expansión abultado.  A pesar de la vasta experiencia y la demostrada capacidad que tiene el equipo del BCRD que realiza estas encuestas, esta posibilidad no puede ser descartada, más aún cuando el resultado obtenido arroja que el crecimiento del número de ocupados formales fue 5 veces mayor al crecimiento real de la economía. Esta mezcla estaría reflejando que durante los primeros 9 meses de 2023, se verificó una caída dramática de la productividad del trabajo formal en nuestra economía, un resultado que debería extrañar a cualquier analista consciente de que semejantes cambios en la productividad de los factores solo tienen lugar cuando las economías son sacudidas por choques o perturbaciones de gran magnitud. 

 

Ante la disparidad de las informaciones, el BCRD y la TSS deberían analizar las diferencias sustanciales en sus respectivas estimaciones sobre la tasa de variación de los ocupados formales y los cotizantes de la Seguridad Social.  Esta revisión debería realizarse lo antes posible pues la TSS ha dado a conocer que a octubre de 2023 el aumento en el número de cotizantes con relación al mismo mes en 2022 fue de apenas 17,445, por debajo de los 30,933 que había registrado al mes de septiembre.  Lo anterior estaría reflejando un aumento de la evasión de las cotizaciones por parte de los empleadores o una profundización de la desaceleración de la economía, pues la tasa de variación interanual de los cotizantes de la Seguridad Social a octubre de 2023 fue de solo 0.8%, inferior al 1.4% que registraba en septiembre de 2023.  En efecto, las ventas nominales declaradas por las empresas ante la DGII exhibieron un crecimiento en octubre de 2023 con relación octubre de 2022, inferior en 2 puntos porcentuales al crecimiento registrado en septiembre de 2023 con relación septiembre de 2022.

 

Esto último, sin embargo, chocaría con la información que ha dado a conocer el BCRD sobre el crecimiento de la economía: mientras el IMAE interanual a septiembre fue de 3.1%, el correspondiente a octubre fue de 3.6%.  En otras palabras, mientras menos crece el número de ocupados formales o las ventas nominales de las empresas, más rápido crece la economía.  O la evasión de las cotizaciones a la Seguridad Social se está acelerando a un ritmo sin precedentes o el crecimiento de los ocupados formales y de la economía real que ha dado a conocer el BCRD, por factores involuntarios, han ingresado al terreno de la sobrestimación. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *